Metamorfosis de memoria en agosto

Ya casi será un mes desde que nos reunimos todos los artistas – gente creativa de energías increíbles – y compartimos mucho bajo tormentas eléctricas de alto voltaje, cerca de mares desquiciados y poderosos, y desaguamos la memoria de nuestro trabajo, retos y alegrías. Las memorias, igual que las olas y los rayos tienen su ritmo, su constancia y su olvido. Pero mas que nada, la memoria, individual y colectiva, se transforma con el tiempo, se ajusta a las casillas ideales de nuestras cabezas, y muy seguramente, en ocasiones nos miente sobre el pasado. Ahora, cuando pienso en el viaje a Atitlan y esa semana en El Pimental, todo lo que se vivió me parece parte de una pequeña utopía, un mundo un tanto irreal, asilado por paredes de manglar, aceras de agua, lleno de zancudos si, pero con un grado de tranquilidad que se acerca peligrosamente a la perfección.

Peligroso porque la realidad de las aldeas es otra, y el regreso implica digerir muchas memorias inéditas y enaltecidas. El regreso, el peregrinaje, de aquí para allá, de comunidades a familia a amigos esparcidos por la geografía y memoria Latina, es mas una metamorfosis que un camino inevitable. Y es en esta metamorfosis que sus caras, sus palabras e inclusive los trazos de sus acuarelas se congelan en los instantes cristalinos, compartidos en El Salvador.

One response to “Metamorfosis de memoria en agosto

  1. Que lindas palabras, un mundo lleno de contrastes; ahora escribes en Espannol?
    Te extranno
    Tiny

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s